chess24.com your playground
Recibe las noticias a tu correo GRATIS


HISTORIA - La revancha: el campeonato del 86


Aunque Kasparov trató de evadir por todos los medios un match de revancha, alegando que era un abuso de la FIDE, no pudo evitarlo. Pero su alegato si tenía fundamentos.
Si el match del 84 había sido cancelado abruptamente por Campomanes, ¿por qué suponer que Karpov seguía conservando el título de campeón. 


Pero ya estaba acordado desde el año anterior que habría revancha. Y aunque Kasparov adelantó todo tipo de campañas a través de la prensa soviética y extranjera, sus llamados no tuvieron ningún eco. 


Además todo el mundo quería ver otro encuentro entre los dos mejores del momento, que sobrepasaban de lejos a sus contemporáneos. Esas enormes fuerzas las habían conseguido en sus largos encuentros.
Este es el quinto encuentro de Karpov por el campeonato mundial. Y según Kasparov, en este encuentro fue en el que jugaron a un nivel más alto. 


En esta ocasión se juega con el mismo formato de 24 partidas con que se había jugado el match del 85. Se eligen dos sedes: Londres y Leningrado; una modalidad que también fue usada en el 90, cuando las ciudades escogidas fueron Nueva York y Lyon, Francia.
Con la presencia de la primera ministra, señora Margaret Thatcher, el 28 de julio se inició el encuentro. La primera partida que terminó en la movida 19, fue prácticamente de tanteo: ninguno de los jugadores arriesgó nada. Lo que han resaltado los comentaristas es que por primera vez Kasparov acudió a la defensa Grünfeld, que usó varias veces en este encuentro. En la segunda, después de un cambio de damas en la jugada 13, se llega a un final, con ligera ventaja para el blanco. Pero en la jugada 52 se declaran las tablas. Al parecer, Kasparov anduvo muy apurado de tiempo.


La tercera partida también es declarada tablas.



 Esta vez en la jugada 35. Nuevamente han entrado en un final igualado, después de un cambio de damas en la jugada 19. El público, que esperaba el fuego de las otras ocasiones, estaba un poco desilusionado. Pero en la cuarta partida, Kasparov con blancas, en la jugada 31 logra una ventaja de un peón, que va solitario pero seguro por la columna A, dispuesto a convertirse en dama. Y en vista de que le costará una pieza, en la jugada 40 Karpov abandona.
La prensa da por muerto a Karpov, pero este hombre todavía tiene muchas fuerzas. En la quinta vuelve a jugar con blancas. En la jugada 11 ocurre el cambio de damas. Pero no vaya a creerse que los jugadores están buscando la igualdad. Kasparov ha sacrificado dos peones y tiene un peón en a2, en el que tiene puestas todas sus esperanzas. Pero Karpov, prácticamente con dos piezas de ventaja, puesto que los alfiles de Kasparov no le ayudan, se encarga del peón con todas sus activas piezas. Y antes de que lo tome, Kasparov abandona. El encuentro está igualado.


Hasta este punto sólo han jugado aperturas de dama.


Las partidas 6 y 7 son nuevas tablas. En la sexta Kasparov ensaya el peón de rey sin ningún resultado. La séptima es bastante animada. Los dos jugadores evitan el enroque. Karpov con la iniciativa se lanza en un ataque que logra neutralizar su adversario.
En la partida 8ª Kasparov juega con blancas. Abre nuevamente con peón de dama. Juega corriendo unos riesgos muy altos y logra conservar la iniciativa todo el tiempo, al costo de dos peones. Pero finalmente se impone y toma la delantera. Lleva un punto de ventaja. De la partida 9 a la 12 son nuevas tablas.


Con un marcador de 6.5 – 5.5, el encuentro se traslada a San Petersburgo. La partida 13 es jugada con mucha ambición por Karpov. Pero Kasparov logra defenderse. En la 14, Kasparov abre nuevamente con peón de rey y juegan una apertura española, y se impone en la jugada 41. El match va 8 - 6.


Todo marcha por los cauces normales. Ya no se da un peso por la suerte de Karpov. Pero un ocurre un repunte inesperado. Karpov gana en seguidilla las partidas 17, 18 y 19, y se igualan las acciones. Los nervios de Kasparov entran en crisis. Acusa a Vladimirov, uno de sus analistas, de venderle los análisis al equipo de Karpov; y lo expulsa.
Curiosamente, en este momento Karpov pide un aplazamiento. Seguramente considera que su rival está aniquilado y que un descanso acabará con él. Un mal cálculo, porque éste es un respiro para Kasparov.


Las partidas 20 y 21 terminan en tablas. La 22 la gana Kasparov. El marcador va 11.5 – 10.5. La 23 es tablas; y en ese punto hubiera podido suspenderse el match, pues Kasparov ya ha conseguido los 12 puntos, y con el empate gana. Pero por razones que desconocemos se jugó otra partida más. El resultado final fue 12.5 – 11.5; un resultado apretado, que demuestra que la fuerza de los dos jugadores en ese momento es prácticamente igual.
Veamos la partida 22:
Una de las que Kasparov ha considerado entre las 10 mejores de su carrera.




Kasparov - Karpov Campeonato del Mundo. 03.10.1986 San Petersburgo.
1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cf3 d5 4.Cc3 Ae7 5.Ag5 h6 6.Axf6 Axf6 7.e3 0–0 8.Tc1 c6 9.Ad3 Cd7 10.0–0 dxc4 11.Axc4 e5 12.h3 (evita la clavada Ag4 después que el negro juegue Cb6) exd4 13.exd4 Cb6 14.Ab3 Af5 15.Te1 a5 16.a3 Te8 17.Txe8+ Dxe8 18.Dd2 Cd7 19.Df4 Ag6 20.h4 Dd8 21.Ca4 h5 22.Te1 b5 23.Cc3 Db8 24.De3 b4 25.Ce4 bxa3 26.Cxf6+ Cxf6 27.bxa3 Cd5 28.Axd5! (entrando a un final donde el caballo blanco será superior al alfil negro) cxd5 29.Ce5 Dd8 30.Df3 Ta6 31.Tc1 Rh7 32.Dh3 Tb6 33.Tc8 Dd6 34.Dg3 a4 35.Ta8 De6 36.Txa4 Df5 37.Ta7 Tb1+ 38.Rh2 Tc1 39.Tb7 Tc2 40.f3 Td2. Ver Diagrama:


41. Cd7! (Movimiento sellado. Fabulosa movida, el negro pronto quedará en zugswang; o sea, sin jugadas buenas) Txd4 42.Cf8+ Rh6 43.Tb4 Tc4 44.Txc4 dxc4 45.Dd6 (Amenaza 46.Dd2+ con mate) c3 46.Dd4 (Amenaza 47.De3+, si 46…Ah7 47.Dxc3 y el peón “a” blanco no puede ser detenido) 1–0 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Identificate para hacer tu comentario, caso contrario no podreis hacerlo. Gracias.

No al anonimato. se valiente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...